SUSSHI JAPÓN

Sushi es la nominación general del plato.  Es un término genérico y hace referencia al arroz sazonado con vinagre, azúcar y sal.

Tiene muchas variedades y cada una tiene diferentes ingredientes y

presentaciones. En Perú son muy populares los makis, los nigiri, los gunkan y los

temaki,  tipos de susshi que se suelen consumir comúnmente.

El sushi ocupa el top 20 de los platos más ricos del mundo.

Según el destacado mapa gastronómico Taste Atlas, el sushi se ubica en el puesto

15 de las preferencias del público. Sus fans destacan las variantes nigiri, chirashi, inari y temaki.

HISTORIA DEL SUSSHI

La historia del sushi se remonta al siglo II d.C. en China. Empieza como un método de conservación, donde se cocía el arroz y el

pescado y se dejaban fermentar por un tiempo. Al principio sólo se comía el pescado.

El nombre Sushi es una palabra de origen japonés y es la unión de dos palabras: Su= Vinagre y Shi-Meshi= Arroz, por lo que

sushi se podría traducir como Arroz Avinagrado.

Uno de sus principales ingredientes es el  arroz, este arroz que se usa se llama koshihikari.

Se caracteriza por tener un grano redondo, corto, dulce y con un alto contenido de almidón.

Para trabajar este arroz, primero tenemos que desalmidonarlo, lavándolo de siete a ocho veces o hasta que el agua salga

transparente.

VIAJANDO AL PASADO:

Podemos remontar el origen del sushi al siglo IV a.C. en el sureste asiático. La comida conservada,

el pescado en sal y fermentado con arroz era una fuente muy importante de la alimentación.

El pescado, una vez limpio, se metía en arroz para que la fermentación natural ayudara a la conservación del mismo.

Este tipo de sushi se llama narezushi y entonces solo se comía el pescado y se tiraba el arroz.

Con el tiempo, sobre el siglo VIII d.C. este modo de conservación llegó a Japón.

Como los japoneses preferían comer arroz con el pescado, empezaron a consumirlo mientras el pescado estaba aún medio

crudo y el arroz no había perdido su sabor, este sushi se llama seiseizushi. Seiseizushi se convirtió en una forma de cocinar en

vez de un método de conservación de los alimentos.

A mediados del siglo XVII, un doctor llamado Matsumoto Yoshichi, tuvo la idea de agregarle vinagre al arroz.

Esto redujo notablemente el tiempo de espera para consumir el sushi. Desde que se introdujo el sushi en Japón (VIII d.C.),

hasta el siglo XIX, fue cambiando lentamente. Nació el hayazushi, donde en vez de usar la fermentación, el arroz se mezclaba

con vinagre y se comía junto con pescado, verdura o alimentos en conserva.

En el siglo XIX, Hanaya Yohei inventó el nigirizushi. Nigirizushi es un tipo de sushi que no necesita fermentación y que se

podía comer con las manos. Esto hizo que el sushi se convirtiera en comida rápida, ligera y nutritiva. A finales del siglo XX, con

el aumento de la conciencia saludable, el sushi consiguió hacerse popular a nivel mundial.

Ahora que ya sabemos un poco más de sus orígenes, sabrías diferenciar los principales tipos de sushi.

ELABORACIÓN

Tradicionalmente, en Japón se prefiere comer en el momento de la preparación.

Se sirve el sushi en platos de madera o laca de estilo minimalista japonés; son geométricos con uno o dos tonos de colores,

manteniendo la estética de la gastronomía japonesa. Actualmente, muchos restaurantes pequeños de sushi no usan platos,

sino que éste es ingerido directamente del mostrador de madera, tomándola con una mano.

El Susshi es un plato muy famoso en todo el mundo, y es que existen gran variedad de tipos, el cual cada uno de ellos tiene su

peculiaridad en la delicia del paladar, en esta oportunidad veremos un tipo de ellos aprendiendo lo básico en este arte de la cocina..

¡A cocinar!

INGREDIENTES DEL SUSSHI

250 gramos de almejas

-250 gramos de gambas

-1 calamar grande

-6 cangrejos de mar

-6 cigalas (opcional)

-Caldo de pescado.

-500 gramos de carne magra

-1 cebolla

-1 tomate bien maduro

-El zumo de medio limón

-3 o 4 hilos de azafrán

-Colorante.

-Sal

1 pimentón rojo y un pimentón verde

-6 tazas de arroz

-1 lata pequeña de alverjas (opcional).

-6 mejillones

PREPARACIÓN

Se echa un chorrito de aceite y se sofríe la cebolla cortada en trozos pequeños, los pimientos igual cortados y la carne

cortada en cuadrados de unos 3 centímetros.

A continuación se echa el tomate triturado y se

deja hacer hasta que el tomate empieza a espesar.

En una olla se agrega agua y cuando empieza a hervir se echan las almejas para

que se abran y suelten la tierra. Una vez abiertas se retiran y se cuela esta agua,

añadiéndola al sofrito hecho anteriormente. Todo esto se complementa con el

caldo de pescado y se añade el zumo de limón.

Cuando empieza a hervir, se añaden las gambas, el calamar (limpio y troceado), los mejillones, los cangrejos, las cigalas y las

alverjas. Dejar cocer lentamente, rectificar de sal, añadir los hilos de azafrán y el colorante.

Una vez que el marisco esté cocido, añadir el arroz y dejarlo cocer hasta que el arroz esté hecho.

La paella tiene que quedar sin caldo, pero con el arroz cocido, por lo cual es conveniente tener reservado un poco de caldo de

pescado, por si se queda seca antes de que el arroz esté hecho. Si ocurre lo contrario, que hay mucho caldo, se puede ir

retirando un poco, reservándolo por si lo necesitamos más tarde.

Nota: La paella, para que adquiera todo su sabor, hay que hacerla en la “paellera”.

Es una cazuela de unos 5 centímetros de alta, gracias a la cual, la paella se hace por todos los sitios a la vez.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *