TORTA AHOGADA MÉXICO

Las tortas ahogadas son la versión mexicana del sándwich French Dip, pero con un toquecito picante.

Suelen venderse en la calle en todo México, pero ahora se encuentran en

menús de

restaurantes famosos en las grandes ciudades.

 

HISTORIA DE LA PACHAMANCA

Hay dos teorías sobre su origen la primera es que se creo en la Perla Tapatía a

principios del siglo XX, cuya historia tiene varias versiones, una de la más conocidas es la de “El viejo campesino” que cuando

un día llegó a su casa, hambriento, buscó con qué saciar su apetito, pero sólo encontró un trozo de pan, un poco de frijoles

machucados, trozos de carne de cerdo preparada como carnitas y una salsa de jitomate aguada.

Por otro lado el diario de Yucatán, le atribuyen la famosa torta a Ignacio Saldaña, “El Güerito”, que hace 80 años, fue el primero

en comercializar el platillo en un parque y, después, en un local ya en forma.

Pero aun no se tiene claro su origen, por otro lado haya sido el inventor o no don Ignacio Saldaña, no hay duda de que  sus

tortas han pasado a la historia y se han quedado en el corazón de los visitantes de Jalisco, y los mismos tapatíos, quienes no

pueden dejar de disfrutar este platillo, ni siquiera para ver el fútbol.

Si no te quieres quedar con las ganas, puedes prepararlas en casa. Aunque no puedo asegurarles que les quedarán como las

originales.

ELABORACIÓN

Cabe destacar que aunque sigue siendo un plato notable, en cada ciudad se le da su toque único siempre y cuando respetando

los ingredientes y procedimientos principales.

¿Apoco no de solo imaginarlas crujientes, pero al mismo tiempo remojadas en una

salsa de jitomate entre dulce y picosa, no te apetece? Estamos casi seguros que sí.

Ahora figúrate que puedes replicarlas en tu cocina, sin necesidad de salir de casa.

A nosotros nos parece genial la idea y esperamos que a ti también. No necesitas gran cosa para estas tortas, en serio:

 sólo asegúrate de comprar una buena carne y obtener los ingredientes. Todo lo demás será pan comido.

¡A cocinar!

INGREDIENTES DE LA PACHAMANCA

8 piezas de pan birote salado

1/2 kilo de carnitas

10 jitomates

250 gramos de frijol refrito

100 gramos de chile de árbol

3 clavos de olor

Orégano suficiente

Comino suficiente

3 dientes de ajo

1 pieza de cebolla

1 cucharada de vinagre blanco 

3 limones

1 litro de agua

Sal al gusto

Aceite suficiente

Repollo picado

PREPARACIÓN

Coloca los jitomates en una olla grande, cúbrelos con agua y agrega los clavos de olor;

cuece a fuego medio-alto hasta que los jitomates estén suaves.

Una vez cocidos, retira del fuego, deja enfriar un poco y vierte dentro del vaso de la licuadora.

Agrega 3 dientes de ajo, orégano, y sal al gusto.

Cuela y reserva.

Salsa de jitomate

Hierve los chiles hasta que estén bien suaves y licúalos con el ajo y sal al gusto hasta que el chile esté bien molido. Cuela y reserva.

 Abre los bolillos a la mitad, por un lado y sin cortar completamente.

Unta un poco de frijoles y agrega las carnitas.

Sumerge en la salsa de jitomate y agrega salsa picante al gusto.

Repite el procedimiento con el resto del pan y la carne.

Si quieres tu torta totalmente ahogada, sumérgela completamente en la salsa de chile.

Salsa picante Tip: Agrega Coca-Cola a la mezcla hasta que obtenga una consistencia ligeramente espesa.

 Cuela y vierte en un recipiente.

Parte los bolillos por la mitad (no los cortes por completo).

Unta cada mitad con frijoles refritos y rellena con las carnitas de cerdo (las puedes sustituir por queso panela).

Sumerge las tortas en la salsa de jitomate con ayuda de unas pinzas.

Decora con aros de cebolla y orégano.

Sirve y acompaña con salsa picante. Permite que cada comensal se sirva la cantidad de salsa que quiera.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *